sábado, 8 de febrero de 2014

Pensamientos p'afuera vol. 2


Llevo unos días sin escribir y es que febrero es un mes malo, ando de bajona y tengo la regla con lo cual peor andan mis ánimos. Pero bueno, las cosas vienen como vienen y las tienes que aceptar. Es lo que tiene  la vida, que cuando te falta alguien tienes épocas mejores y otras peores.
Es por eso que no verán looks para San Valentín, porque soy de esas personas que creen que el amor se demuestra todos los días y porque me trae muy malos recuerdos.
Aquí es dónde interviene mi ansiedad y donde me ayuda mi medicación, ya que sufro de ansiedad hace ya unos años. Mi problema es que me dan ataques de pánico, y algunos dirán "será ataques de ansiedad", pues no; lo mío son ataques de pánico, les dejo un enlace a un documento que lo explica muy bien.

Así que este mes es especialmente jodido para mí personalmente, y ya desde mediados del mes pasado estoy de nuevo con que por las noches no puedo dormir, aún tomándome las medicinas e incluso tomando infusiones de estas para dormir. Y aunque me esté cayendo de sueño no hay manera de dormir, y es muy chungo, porque cuando consigo dormir son ya las 5 o las 6 de la mañana y al final acabo durmiendo todo el día. Pero al llegar la noche sigo cansada y con mucho sueño. Es horrible, además esa sensación de que no lo puedes controlar, la presión y el dolor en el pecho, el no poder respirar, el empezar a llorar así de la nada y darte cuenta porque notas la piel húmeda. Al final te acostumbras a estas situaciones, las identificas y si tienes tu medicación a mano, consigues normalizarte. Pero no es nada agradable.

Pareciera que la ansiedad es la enfermedad del siglo XXI ya sea por estrés, por pérdida de seres queridos, por cuidar durante mucho tiempo de alguien o por intentar controlar todas las situaciones (lo cual es imposible). Y es una enfermedad que nos creamos nosotros mismos, cuando no aceptamos las cosas como vienen o no enfrentamos los problemas. Yo personalmente evito pensar y hablar sobre determinadas cosas, incluso he dejado de comer cosas que me recuerdan a quien perdí, y aunque sé que así no voy a solucionar mi problema, prefiero seguir de esta manera.
Ya les dije que el blog iba a ser mi vía de escape, de ahí esta sección, lo lamento por el tocho y comprendo a quien no le interese el tema o simplemente no se le apetezca leer este tipo de entradas, pero para mí son INDISPENSABLES.

Les dejo con un consejo/reflexión que me pareció muy adecuado para esta entrada en particular, es de esas imágenes que van rulando por facebook, pero es una verdad como un templo, bajo mi punto de vista.




2 comentarios:

  1. Lo mejor es enfrentar las cosas! besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé pero hay cosas que cuestan muchísimo de enfrentar. Gracias por pasarte a comentar ;) un beso

      Eliminar

Cualquier comentario fuera de tono o spam puro y duro, será eliminado.
Por favor, NO dejes el enlace a tu blog en los comentarios, yo me paso por los perfiles de Blogger o Google+ y de ahí accedo a los blogs. De esa manera queda todo más limpio.
Muchas gracias por seguir estas normas y comentar.

Blog Widget by LinkWithin